cama queen

No vamos a ir muy lejos, dejemos las cosas claras y vayamos al grano: un colchón queen size es genial simple y sencillamente por su gran tamaño. ¡Las dimensiones de la cama tamaño queen son perfectas para la mayoría de las parejas, pero no demasiado grandes para la mayoría de los dormitorios!

 

Sin embargo, hay una historia detrás de este tamaño de colchón que seguramente te sorprenderá. La historia nos dice que hasta 1940, el colchón más popular entre los consumidores a lo largo del mundo fue el tamaño matrimonial, quizás debido a una ideología, a una tendencia dominada por el marketing de aquellos días, pero la gente no podía ver más allá de su colchón doble. Y la lógica no ayudaba mucho, es más, la gente ni siquiera se imaginaba que pudiera haber un colchón más grande.

¡Eso no es todo lo que hay en la historia! El tamaño de la cama queen es, con mucho, el tamaño más popular hoy en día, pero no siempre fue así. De hecho, la cama doble dominó hasta bien entrada la década de 1940; ¡Solo han sido los cambios recientes en las tendencias del dormitorio los que nos han permitido disfrutar de una mejor noche de sueño!

 

Un cambio en la historia, una nueva forma de dormir

Conforme el tiempo fue pasando, los avances tecnológicos han impactado todo a nuestro alrededor, incluyendo la forma en que dormimos. En el tema de los colchones también se han visto avances significativos. Hoy en día contamos con una infinidad de medidas y materiales que nos garantizan un sueño agradable todas las noches.

Desde colchones de materiales inteligentes como los colchones de foamy o de resortes individuales, que aportan un soporte ideal para cada persona, hasta tamaños de camas personalizables, para gente más gruesa o con mucha altura. Pero esto no siempre fue así.

Una vista a la historia de los colchones

Sabemos que nuestros más antiguos antepasados solían dormir en suelo, en camas improvisadas con paja y pieles de animales, que les brindaban calor y confort en los tiempos más fríos.

Las camas elevadas no se vieron sino hasta cera de los años 3400 a.C. en Egipto, donde los faraones y gente importante decidieron que no querían dormir como el resto de la gente y subieron sus camas.

Pero fueron los romanos, quienes inventar las camas, que en realidad no eran más que colchones rellenos de heno o plumas y que les garantizaban cierto grado de confort.

El tiempo pasó y no fue sino hasta el Renacimiento cuando los colchones se asemejaron mucho más a lo que conocemos hoy en día. Esta particular época de la humanidad trajo a la luz una variedad de materiales de lujo como la seda, el terciopelo y el brocado en el dormitorio. Era muy común encontrar que las familias enteras compartieran la misma cama para dormir, por un lado, por temas de fríos intensos, pero también, por que las camas eran un lujo que al que pocos podían acceder. Incluso así el tamaño más común encontrado, era lo que conocemos ahora como tamaño matrimonial.

la cama de isabel I

La reina merece un colchón especial

Fue la reina Isabel I quién, en busca de una mayor opulencia y comodidad, pidió que se creará un colchón y una cama dignas de su realeza y fue en ese momento que nació lo que ahora conocemos como colchón queen size. Seguramente las medidas han variado con los años, pero básicamente, fue ella quién le dio la vida a este modelo tan apreciado hoy en día.

Los materiales que se utilizaron para confeccionar este modelo eran de la más alta clase, incluyendo algodones, lanas y otros más que no eran realmente accesibles en esa época.

Y estos mismos materiales solamente se encontraban en muebles de la realeza. No fue sino hasta la revolución industrial, donde se comenzaron a utilizar para fabricar colchones más destinados a un consumo comercial. Sin embargo, el modelo aun más vendido y construido fue el de la cama doble o matrimonial.

La reina llega a gobernar

Fue hasta 1950, cuando los fabricantes decidieron optar por un modelo que trajera la reminiscencia de la reina a las habitaciones de las amas de casa modernas. Entonces comenzaron a fabricar el colchón queen size que, aunque le costo ganarse el respeto de los consumidores por su gran tamaño, pronto se convirtió en uno de los tamaños más vendidos alrededor del mundo en la actualidad.

Es un largo camino el que tuvo que recorrer este modelo de cama y ahora que conocemos su historia, seguramente sabremos apreciar mejor su tamaño y características. ¿Y a ti, qué colchón es el que más te gusta?